Sandra Cuesta: «Esta legislatura supondrá una nueva era para la zona rural»

La alcaldesa de Colunga afronta su primer mandato al frente del ayuntamiento "con energía, dispuesta a dejarme la piel por desarrollar el proyecto socialista" en el municipio

Sandra Cuesta afronta su primer mandato como alcaldesa de
Colunga, sucediendo a Rogelio Pando en el cargo. Afronta esta
etapa con «energía, dispuesta a dejarme la piel por desarrollar el
proyecto socialista para Colunga». Entre sus primeras medidas, las
relacionadas con dotar de los servicios necesarios a un concejo que
triplica su población en época estival.

-Se estrena como alcaldesa, aunque tras una dilatada experiencia en política.
¿En qué ha cambiado -si es que lo ha hecho- su forma de trabajar y de
relacionarse con los vecinos?
-¡Claro que cambia! Siempre seré una gran defensora de la participación
ciudadana y cuando llegas a la alcaldía, eso se tiene que traducir en hechos.
Yo estoy acostumbrada a pisar la calle y a estar con los vecinos, ya que he
venido desarrollando un trabajo codo a codo con asociaciones del concejo en
varios proyectos. Además, me considero una persona accesible a todo el
mundo, ya que considero que el municipalismo tiene que ser cercano,
próximo y accesible. Lo que sí he de reconocer es que dispongo de mucho
menos tiempo para escuchar, recibir o hacer tanto como me gustaría.

-¿Cuáles han sido sus primeras medidas como alcaldesa de Colunga?
-En nuestro caso la formación del gobierno se mantuvo en suspense hasta el
último momento y eso, siendo un concejo que triplica su población en época
estival, con muchísimos metros de litoral y recursos turísticos muy visitados,
hizo que lo prioritario fuera dar salida a todas las necesidades que íbamos a
tener que afrontar de inmediato, con lo que lo primero fueron las licitaciones en
materias como socorrismo, limpieza de playas o desbroces en caminos.
Asimismo, urgía poner en marcha el plan de circulación de Lastres que ha
permitido habilitar más de 1700 plazas de aparcamientos en la villa y
comprende modificaciones en algunos accesos, tanto para dotar de más
seguridad, como para facilitar la movilidad en el casco urbano gracias al bus
lanzadera.

-A más largo plazo, ¿qué proyectos le gustaría desarrollar?
-Me gustaría desarrollar la totalidad del proyecto que llevábamos en el
programa pero, por resumir, necesitamos una actuación urgente en materia de
infraestructuras para poder competir en igualdad de condiciones con las áreas
metropolitanas: Colunga, concretamente, necesita un polígono industrial y un
nuevo ordenamiento urbanístico que sea reflejo del modelo de desarrollo que
pretendemos y que esté fundamentado en el sector primario y sector servicios.
También es necesario revisar todas las ordenanzas para reducir la carga fiscal
en la zona rural con el fin de fijar población, y dotar a esa zona rural de
infraestructuras para que la gente pueda vivir y desarrollar su actividad
económica. Se trata de una zona indispensable para el desarrollo y
conservación del territorio y eso ha de traducirse en actuaciones completas.
Tampoco me olvido de la participación ciudadana: debemos dotar los concejos
de estructuras sólidas de participación de carácter sectorial; en nuestro caso ya
hemos comenzado con las áreas de igualdad, juventud, infancia, o turismo: en
éste último, buscamos vencer la estacionalidad de la ocupación turística y
fomentar el comercio local poniendo en alza el valor de su producto
diferenciado y el trato familiar.

-¿Como afecta a su concejo la despoblación y qué oportunidades tienen para
luchar contra ella?
-Nos afecta igual que al resto de la Europa rural: tenemos una ubicación
geográfica privilegiada, tenemos un territorio rico en recursos naturales y una
cultura campesina cuya experiencia es fundamental para garantizar la
sostenibilidad de los proyectos para desarrollar: sé de lo que hablo porque
hace 20 años yo misma regresé de la urbe a desarrollar un proyecto de vida en
la zona rural y fui consciente de la falta de infraestructuras a las que nos
tenemos que enfrentar los emprendedores. En los servicios básicos, además
de agua luz y saneamiento, hemos de enfrentarnos a la falta de conectividad.
En este sentido, creo que esta legislatura supondrá una nueva era para la zona
rural: la mayor parte del Gobierno del Principado no solo tiene experiencia
municipal, además es sensible a las necesidades de lo que algunos llaman la
Asturias vaciada, que yo prefiero llamar la Asturias de las oportunidades. Creo
que en cuanto dejemos de hablar en negativo de nuestra tierra y
empecemos a sumar esfuerzos por el desarrollo de un proyecto
equilibrado y territorialmente sostenible, alcanzaremos el éxito.

-Y yendo a lo concreto,¿ qué se necesita?
-Es sencillo, necesitamos infraestructuras para competir en igualdad de
oportunidades en un mercado globalizado, agilidad por parte de las
instituciones para facilitar el emprendimiento, y empleo: el modelo de
cooperativa o los grupos de autoconsumo y bancos de tierras son una buena
alternativa en el caso concreto de Colunga.

-¿En qué podría beneficiarse su concejo de compartir gobierno socialista con
Asturias y España?
-En todo. Es evidente que el Partido Socialista es el que más ha mirado
hacia la zona rural, con ejemplos concretos: mediante la creación, por
ejemplo, del alto comisionado para el reto demográfico, que me consta que ya
está trabajando, o con la elección de un Consejero de Medio Rural, Alejandro
Calvo, que conoce de primera mano la vida en la zona rural y cree en un
modelo para su desarrollo. Para poder desarrollar todo esto necesitamos
recursos, y eso se traduce en financiación: al tener un gobierno, como es el
socialista, que apuesta por la gente del medio rural y el emprendimiento, tienes
muchas más posibilidades de llegar a buen puerto que si tienes que lidiar con
un gobierno que apueste por la centralización de los servicios y los recursos.
Creo que muchos de los políticos que ahora mismo nos lideran proceden del
municipalismo y tienen un gran apego a los pequeños territorios.

-¿Qué tres cualidades no han de faltar en un alcalde o alcaldesa?
-Honestidad , capacidad de trabajo y otras dos que funcionan como una:
humildad y cercanía. Ser elegida por tus vecinos y vecinas para gestionar
los recursos públicos del concejo es tremendamente importante y desde
luego, asumo esa responsabilidad con toda la energía del mundo, y
asegurando que me voy a dejar la piel en el proyecto que presenté estas
elecciones. Somos los primeros parapetos de la administración y conocemos
nuestros territorios como nadie: nuestras familias son de aquí y a veces
priorizar no es sencillo, porque los recursos son limitados, por lo que considero
que esas tres cualidades son muy necesarias para desarrollar nuestras
funciones.

Facebook
Twitter
Google+
Cerrar menú