Óscar Pérez: «Queremos un concejo más habitable para las personas»

El nuevo alcalde de Valdés defiende "la claridad, la cercanía y la humildad" como pilares de su labor municipal

Óscar Pérez es alcalde socialista de Valdés desde el pasado 15 de junio. A sus 30 años, cumplidos justo el día después de la jornada electoral, cuando todavía no había concluido el recuento, es el segundo regidor más joven de Asturias. Afronta el mandato con la intención de dar un impulso a uno de los principales concejos del Noroccidente asturiano.

-¿Cuáles son las primeras medidas que ha adoptado como alcalde?

-Trabajamos en conseguir una villa más amable y más habitable para las personas, para los peatones. Hemos peatonalizado dos calles y estamos dando continuidad a las sendas peatonales y a su conexión. Somos un concejo comprometido con el medio ambiente y hemos cerrado un vertedero no regularizado que existía. Vamos a generar pequeños puntos limpios en los principales núcleos de población del municipio. Con vistas al verano hemos trabajado en la preparación de playas y sendas y en propiciar una buena convivencia entre las actividades festivas y el descanso de los vecinos.

-¿Cuáles serán los principales proyectos del mandato?

-Son tres grandes proyectos. Primero, el impulso de una brigada rural de mantenimiento para que durante todo el año los pueblos estén limpios, atendidos y desbrozados. Segundo, el desarrollo de la tercera fase del polígono industrial, porque está lleno y ya no hay espacio para nuevas empresas. Y tercero, la reapertura del museo del calamar gigante, cuyas instalaciones se vieron afectadas por una marejada y que queremos que sea un atractivo de primer nivel desde el punto de vista científico, educativo y turístico. Y una cuarta iniciativa, que llamamos 52×52 y que consistirá en que en los 52 fines de semana del año haya en Valdés actividades de ocio, gastronomía…

-¿Qué efectos positivos tendría para Valdés la coincidencia de gobiernos socialistas en el concejo, en Asturias y en el país?

-En el plano regional, el presidente, Adrián Barbón, conoce bien las necesidades de Valdés, un concejo de los más importantes, sino el más importante, del Noroccidente. Sabemos de su compromiso para conseguir que lo que ya tenemos mejore y que lo que tuvimos, como sucede con el museo del calamar gigante, vuelva a funcionar. En cuanto al plano nacional, Valdés tiene en cuentas seis millones de euros que no puede gastar por la legislación derivada del anterior Gobierno del PP y que el PSOE se comprometió a modificar para facilitar a los ayuntamientos la inversión de esos recursos.

-¿Qué cualidades cree que debe reunir un buen alcalde?

-Cercanía y claridad, porque una de las cosas que un vecino no puede perdonar es que no se le atienda. Y también humildad.

Facebook
Twitter
Google+
Cerrar menú