Nombre: JESÚS
Primer apellido: SANJURJO
Segundo apellido: GONZÁLEZ
Agrupación Municipio: Oviedo
Posiblemente la figura más representativa del socialismo asturiano en la etapa de la Transición democrática. Nació en Abres (Vegadeo) el 16 de diciembre de 1954: fue el primero de siete hermanos. Su padre (Jesús) y tíos tenían un negocio dedicado al trabajo de la madera, pero aquel contrajo una grave enfermedad (“a los 30 años llevaba casi fuera de la vida personal y familiar”), lo que trastocó el proyecto vital en el medio rural, precipitando el traslado de la familia a Gijón en donde la madre (Josefa) “empezó a trabajar en una portería en la calle Marqués de San Esteban”. Jesús tenía 12 años y compatibilizaría sus estudios (Fundación San Eutiquio de Cimadevilla, luego en el Instituto Jovellanos) con trabajos esporádicos “porque hacía falta dinero”: “Acompañaba –relata Jesús en entrevista realizada por el periodista Javier Cuervo- a mi padre los fines de semana a hacer agujeros para plantar eucaliptos en una finca de los Vega-Arango en Monteana. Pedro y yo íbamos a pescar en El Musel, para casa o para vender en la plaza” (La Nueva España; 29/1/2017). Concluido el Bachillerato comenzó a estudiar Filosofía y Letras en la Universidad de Oviedo, estudios que no llegó a concluir. Según declaración de su hermano Pedro (ver biografía), ambos entraron por primera vez en “contacto” con la política con motivo de las visitas que hacían a su tío Alejandro González Martínez, hermano de su madre y preso político en la cárcel de El Coto (Gijón) en 1970. Alejandro compartía celda con el histórico militante socialista Marcelo García Suárez: “Éramos unos niños –confesaba Pedro Sanjurjo en entrevista concedida el 15 de mayo de 2013- a los que (los familiares de los presos, entre ellos Encarna Sánchez esposa del citado Marcelo) utilizaban para introducir mensajes, entre otras cosas. Recuerdo los nervios que pasábamos al ser registrados a la entrada de la cárcel, como era preceptivo, llevando esos mensajes ocultos en las suela de los zapatos. Introducíamos también bebidas alcohólicas coincidiendo con determinadas efemérides, camufladas en botes de zumos”. Jesús Sanjurjo, mientras residía en Oviedo (Padre Aller, 5), se afilia a las Juventudes Socialistas y al PSOE-UGT en 1973, perteneciendo poco después al Comité Provincial de las Juventudes Socialistas y a los denominados Comités Universitarios y participando en la reorganización de la Agrupación Socialista de Oviedo. “En la Universidad –seguimos citando palabras de Jesús- éramos del PSOE Fran Varela, en Químicas; Rubén Suárez, en Magisterio, y yo, en Filosofía (…). Intentamos vincular a personas que aportaran valor y liderazgo como un grupo de Derecho capitaneado –dirán que no- por Álvaro Cuesta, delegado de Facultad, que se reunía con Chema Fernández, Bernardo Fernández y pocos más. Estaba Elías Díaz (catedrático) que sí era militante” (La Nueva…). Por lo que se refiere a la situación del PSOE en Asturias, Jesús Sanjurjo la describe en estos términos: “Agustín González, que había estado en Bélgica y era miembro de la dirección federal del partido. Había varios grupos en Mieres, San Martín del Rey Aurelio y Laviana y algunas personas en La Felguera y la Güeria de Carrocera. Asturias era la organización más grande de España pero, por las caídas de poca incidencia” (Ibidem). A finales de septiembre de 1975, aún en la clandestinidad, en asamblea ordinaria del PSOE reunida en la cabaña ubicada en la sierra de Peña Mayor, “con asistencia de 4 delegados de cada Sección más el C.P. saliente”,según el Acta correspondiente (donación de Arturo Pérez Collera-AFJB), se constituyó una nueva CE de la FSA-PSOE, compuesta por 7 secretarías, de la que, con veinte años de edad, resultó elegido secretario general (secretario político en la terminología del momento), responsabilidad en la que se mantuvo hasta el XXIV Congreso de la Federación (22/24 de abril de 1988), salvo el paréntesis del año 1977 y primer semestre de 1978 en que, obligado a cumplir el servicio militar –por cierto, la incorporación a filas precipitó su matrimonio con su mujer, María Amor-, el cargo fue asumido por el histórico Rafael Fernández Álvarez, si bien se mantuvo en la Ejecutiva de la FSA al frente de la Secretaría de Relaciones Políticas con otras Fuerzas (Congresos XIX y XX, 1/2 de enero y 8/11 de noviembre de 1977, respectivamente). Sin abandonar esta última responsabilidad, la Ejecutiva de la FSA, en reunión del 25 de febrero de 1978, acuerda por unanimidad que “en las ausencias del primer secretario (Rafael Fernández) le sustituya el secretario con otras Fuerzas y que quede incorporado a la Secretaría Política”. Como tal se erigió en el principal responsable de la Comisión negociadora de la integración en la Federación de los compañeros del PSP (Partido Socialista Popular) regional, proceso ultimado a lo largo del mes de marzo de 1978, y como miembro de distintas comisiones, entre ellas la encargada de redactar el proyecto del Estatuto de Autonomía, elegida por la Ejecutiva de la FSA en reunión del 29 de diciembre de 1978 (Libro de Actas de la CE de la FSA-PSOE, 22/7/77-3/10/79, pp. 45/46, 48/49 y 78); así como la representación del socialismo regional en los conflictos suscitados por la crisis económica en empresas emblemáticas como ENSIDESA, HUNOSA, etc. (Acta del Comité Regional de la FSA-PSOE del 10 de septiembre de 1978. AFJB). Jesús Sanjurjo era el máximo exponente del conjunto de jóvenes, todos más o menos de su misma edad, que recién incorporados a la militancia socialista demostraban el éxito del proselitismo realizado por los veteranos Agustín González, Marcelo García, Pablo García, Emilio Llaneza, Leonardo Velasco, etc. De la mano de todos, a lo largo de 1976, el socialismo recobrará protagonismo en Asturias, celebrando actos públicos multitudinarios, liderando la plataforma de Convergencia Democrática, desde julio de 1975, y, después, formando parte de Coordinación Democrática, constituida en Asturias con el nombre de Coordinadora Democrática, en junio de 1976: fue el 15 de agosto de este año cuando tuvo lugar en el Pabellón de los Deportes de Gijón el primer gran mitin socialista en Asturias desde la Guerra Civil, interviniendo como oradores Jesús Sanjurjo, José Lafuente Canga en representación del exilio, Ludivina García Arias por la Ejecutiva Nacional de la UGT, Francisco Villaverde por las Juventudes Socialistas y Felipe González (Hoja del Lunes de Oviedo; 16/8/1976). Continuando con el quehacer orgánico interno en aquellos convulsos años, cabe destacar el esfuerzo realizado por Sanjurjo para que la FSA interiorizase los acuerdos del XXVIII Congreso del PSOE (Madrid, 17/20 de mayo de 1979), el de la renuncia al marxismo, muy enraizado en los medios obreros del socialismo regional. O en la negociación con otras fuerzas políticas regionales de cara a la composición del Consejo Regional preautonómico, negociación que fue valorada por la Ejecutiva de la FSA, en reunión del 16 de junio de 1979, “como un gran éxito político dado que se impidió una hegemonía de la Unión de Centro Democrático (UCD)” en Asturias (Ibidem, p. 86). Fue elegido diputado al Congreso por Oviedo en las generales del primero de marzo de 1979, integrándose como vocal en las comisiones de Comercio y Turismo, Medio Ambiente y Espacios Naturales y la creada para el Estudio de los Problemas de la Tercera Edad. El 22 de octubre de 1980 causó baja –su escaño fue ocupado por Ludivina García Arias- para ponerse al frente de la Consejería de la Presidencia del Consejo Regional preautonómico asturiano, hasta las primeras elecciones autonómicas celebradas el 8 de mayo de 1983, etapa durante la que fue figura clave en todo el proceso negociador que condujo a la constitución de las instituciones autonómicas (Libro de Actas de la CE de la FSA-PSOE, 13/2/81-7/6/82). En el citado XXIV Congreso de la FSA (abril de 1988), decide dar un paso atrás y abandona el primer plano de la política. Comienza entonces a trabajar en cristalería Dirsa y, tres años después, en el departamento de recursos humanos de la multinacional alemana Thyssen en España en Madrid. Posteriormente, Thyssen Krupp, resultado de la fusión de Thyssen y Krupp, promovió a Sanjurjo como responsable de Recursos Humanos de su filial Elevator para Europa y África y lo incorporó a los consejos de administración de sus filiales en diversos países. Pondrá fin a su vida laboral en septiembre de 2016 (La Nueva España; 19/4/2016). El 7 de septiembre de 2011, en reconocimiento de sus méritos, recibió la Medalla de Plata del Principado de Asturias, concedida por el Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma.