Avelino Pérez Fernández
Nombre: Avelino
Primer apellido: PÉREZ
Segundo apellido: FERNÁNDEZ
Agrupación Municipio: Langreo
Nace en Illano (Asturias) el 29 de noviembre de 1932. Con estudios primarios y posterior formación autodidacta, fue minero en Sama de Langreo desde los 15 años, pasando por las explotaciones de Carbones Asturianos, La Nueva y el pozo María Luisa, en las que entró en contacto con socialistas veteranos. Su definitivo compromiso con el socialismo se formalizó hacia 1953 ó 1954: «Entonces, a partir de ahí —relataba en entrevista concedida el 1 de agosto de 1987—, a pesar de que éramos grupos reducidos y aislados, ya podíamos asistir a cierto tipo de reuniones enmascaradas en forma de comidas o cualquier cosa…» (AFJB; Sección Historia Oral).Después de la caída general de los cuadros socialistas del interior en noviembre de 1958, Avelino forma parte como tesorero secretario del Comité Provincial reducido de la FSA-PSOE (junto con Prudencio Magdalena y Herminio Álvarez), encargado de poner en pie las maltrechas organizaciones socialistas en Asturias. Pero, en agosto de 1960, los componentes del mencionado comité fueron detenidos en el marco de una amplia acción policial que abarcó también a Madrid, Zaragoza y Santander. Avelino, que en realidad había sido detenido ya antes de agosto en la frontera con Francia, cuando se disponía a participar en el Campo Escuela organizado en el país vecino por el PSOE-UGT y las JJ.SS., fue salvajemente torturado y sufrió, además, los rigores de la cárcel durante 15 meses.Regresó a la mina en el pozo Venturo. Pero su liberación coincide prácticamente con el comienzo de la huelga minera iniciada en abril de 1962, «la mayor protesta obrera desde el comienzo de la dictadura franquista» (SAC,p. 173). Para tratar de orientar la huelga los socialistas celebraron una reunión en La Hueria de San Andrés (SMRA), a la que asistieron unas sesenta personas. Avelino se encarga de la coordinación del Comité de Propaganda, del que formaban parte, además, los jóvenes Luis Fernández Roces y su primo José Luis, Faustino Vigil Fernández y Ramonín García Carrio. La detención de este último propició una amplia redada, pero Avelino consigue escaparse de la escolta policial que lo conducía por las calles de Sama y huir a nado por el río Nalón entre el chapoteo de los disparos de sus perseguidores.Después de permanecer quince días huido en el monte, se exilió en Francia hasta diciembre de 1975. En Toulouse continúa con responsabilidades politicosindicales diversas. Así, por ejemplo, formó parte de la Comisión Ejecutiva de la CSA, unas veces como tesorero y otras como vocal, perteneció a la ejecutiva de la Federación Nacional de JJ.SS., a través de la que intervino en la organización de los Campos Escuela anuales y en los movimientos renovadores que en los años sesenta agitaron el PSOE-UGT. En 1973 contribuye con otros dirigentes asturianos, entre los que se encontraba Rafael Fernández, a la reorganización de la FNME: Avelino fue elegido para normalizar las relaciones con la Federación Internacional.Ya de nuevo en España, poco después de la muerte de Franco, fijó su residencia en Sama de Langreo, a lado del lavadero del pozo Modesta. Los días 23 y 24 de abril de 1977 tuvo lugar el La Felguera (Langreo) el II Congreso de la UGT de Asturias. Avelino asumió la secretaría general en la ejecutiva surgida del mismo, cargó que desempeñó hasta el congreso extraordina­rio de 1979, año en el que resultó elegido diputado a Cortes para la legislatura 1979-1982.En agosto de 1982 se reincorporó a su profesión en la mina, en la que se mantuvo hasta su jubilación en 1986. Por otra parte, en mayo de 1983, fue elegido diputado de la Junta General del Principado de Asturias de la primera legislatura (1983-1987) y secretario primero de la mesa de la misma, repitiendo en la segunda legislatura (1987-1991) y en la tercera (1991-1995). Desde 1995, Avelino Pérez, que a nivel regional encabezó la corriente Izquierda Socialista hasta su disolución en octubre de 1987, pasa a la militancia de base, aunque no deje hacer sentir la vehemencia de su personalidad en los actos del partido o en instituciones afines como la Fundación José Barreiro, a cuyo patronato pertenece desde el 12 de febrero de 1992 (SAC. fpa 4). Avelino el año 2019 publicó sus memorias bajo el título «Testimonios y vivencias de un socialista iluso», editado por la Fundación José Barreiro.